Zona de influencia personal

En este post te comparto ideas de cómo lograr la templanza, el dominio de mí mismo espero que te sea útil.

La zona de influencia, al contrario, es aquella sobre la que tenemos poder para actuar, es todo aquello que está en nuestra mano para cambiar las circunstancias que no nos gustan. En esta zona somos proactivos y creadores.

Lograr el dominio de mí mismo es el primer paso para realizar las metas, deseos y la mayoría de las expectativas que tenemos y que van a permitir que tengamos la vida que deseamos.

¿Qué es el dominio de nosotros mismos?

Ser dueños de nosotros mismos, es poder decidir qué es lo que queremos y lo que necesitamos y poder luchar por obtenerlo, sin permitir que nos lo impidan.

De hecho, todos tenemos sueños y deseos, éxitos y fracasos y sólo podemos triunfar, plenamente, cuando reconocemos que, para hacerlo, necesitamos ser dueños de nosotros mismos, es decir, ser capaces de controlar nuestras emociones, pensamientos, conductas y, hasta donde sea posible, las situaciones que vivimos o cómo las asimilamos.

Ante dichas situaciones podemos tener emociones desadaptativas, pensamientos equivocados y negativos, hábitos erróneos y una mala autoestima o podemos sentir que nos falta la voluntad, motivación y autoconocimiento necesarios para obtener aquello que quisiéramos. Sin embargo, el manejo de todo esto forma parte de lo que significa ser dueños de nosotros mismos y es lo que debemos de aprender a desarrollar.

YO, MI PROPIO COACH

En realidad, lograr el control de mí mismo significa:

  • Controlar mis pensamientos, para dirigirlos hacia el logro de mis metas y de mi completo bienestar, cambiando aquellos hábitos que nos causan problemas o emociones negativas que hacen residencia en nosotros.
  • Dirigir las emociones, incrementando las optimistas, disminuyendo las negativas y aprendiendo a expresarlas correctamente, en la forma, momento y lugar adecuados.
  • Modificar las actitudes que me perjudican emocional o conductualmente, como el pesimismo, perfeccionismo, el compararme y el competir constantemente con los demás.
  • Cambiar los hábitos de conducta que me impiden lograr mis metas.

Pensamientos a transformar, Aquellos que están distorsionando la realidad, ya sea porque la están exagerando, minimizando o negando, como, por ejemplo, los que son extremistas y negativos, (por lo que nos impiden ver y manejar opciones y puntos intermedios), los que nos llevan a conclusiones erróneas y aquellos que nos dificulta reconocer todo lo positivo que sí existe en nuestras vidas.

Para cambiarlos, necesitamos ver

En primer lugar, si están basados 100% en la realidad (y todos los anteriores no lo están), por lo que debemos modificarlos para que sí lo estén. Vamos a buscar que sean positivos, que no sean de todo o nada y que estés basados en premisas o proposiciones que sean verdaderas y que se puedan comprobar.

En relación a nuestras actitudes, éstas son comportamientos automáticos, resultados de una emoción y una forma de pensar, por lo que, para trabajar sobre ellas, es necesario hacerlo sobre los pensamientos, emociones y metas o hábitos.

Si queremos mantener nuestra fuerza de voluntad y motivación

debemos estar convencidos de qué es lo que queremos lograr y, sobre todo, para qué lo queremos obtener.

Debemos, detectar las creencias limitantes, pesimistas y erróneas, que nos pueden llevar a abandonar nuestra lucha por lograr lo que deseamos. Una vez detectadas, debemos cambiarlas.

Los beneficios de lograr el dominio de mí mismo

Cuando podemos controlarnos, nos damos el tiempo suficiente para analizar cuál es la conducta conveniente. Podemos escuchar a los demás y pensar en lo que ellos plantean, para elegir la mejor opción. Al dominar nuestras emociones negativas y conductas inapropiadas, mejoramos nuestras relaciones con los demás.

Podemos vencer tentaciones que no nos convienen

Y que pueden perjudicarnos y nos permite elegir el completo bienestar a largo plazo sobre la satisfacción inmediata, pero de corta duración. Mejora nuestra autoestima, porque nos sentimos satisfechos de nosotros mismos

Para cambiar aquello que no te gusta

Es necesario que te auto observes. Tus puntos de partida deben de ser tus emociones, y observar los resultados que están provocando en tu vida.

Otros aspectos importantes que debemos saber son, qué es lo que deseamos y lo que necesitamos, cuáles son nuestros puntos fuertes y los débiles, así como lo que nos gusta y lo que nos disgusta, ya que esto nos da la información necesaria de hacia dónde nos queremos o necesitamos dirigir y en qué aspectos vamos a aplicar el control sobre nosotros mismos.

Sin embargo, debemos de estar conscientes (despiertos), de que ser dueños de nosotros mismos, es una meta que lleva tiempo alcanzar e implica un trabajo continuo.

Si tienes algún problema y necesitas ayuda, consúltanos. Con gusto te podemos ayudar.

SESIÓN INDIVIDUAL GRATUITA

Confía, Inspira, Ama, Agradece y Contribuye…

Coach life: Mauricio Pozo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Mauricio Pozo Ruz +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios ofrecidos, permitir el uso de las funciones del sitio web y recopilar estadísticas de datos de uso. Puedes obtener más información visitando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mi compra
Aún no agregaste productos.
Continuar comprando
0
Abrir chat...