Conectar con la naturaleza

Las formas de conectar con la naturaleza

Para poder conectar, es reaprender a quitarnos las cargas, observar y estar dispuesto a dejarnos llevar por la imaginación, los sentidos y curiosidad en los detalles del lugar donde estamos y descubrirnos en la conexión sutil y plena, del momento presente.

En el pasado mayo, fue el primer mes en mucho tiempo en España en el que toda la población, en algún momento, pudo salir a la calle.

Por la mañana, quise aprovechar para visitar el parque nacional de Sierra Nevada que está muy cerca a mi casa, el pico Veleta, lugar mágico para mí. Sabía desde el inicio del confinamiento que sería el primer sitio a donde iría en cuanto tuviéramos con mi familia un poco de libertad social.

Tiene unas majestuosas vistas de la ciudad y del mar. Fue el lugar donde se asentaron los primeros miradores. Los viajeros árabes de la Edad Media nos hablan de las montañas del sol y de la nieve: Ibn al-Jatib y Abu Muhammad And Allah b. Sara al-Santarini se maravillan de las nieves perpetuas que se pueden ver desde el mar y hablan de Granada situada junto a las montañas de la nieve «Sullayr». Abd Allah, último rey zirí de Granada, describe la hermosa llanura, llena de arroyos y arboledas que está regada por el Wadi Sanili (Río Genil), que baja de la de la Yabal Sulayr (Sierra Nevada). He aquí algunos testimonios más recientes: y puedes ver unas construcciones de hidro canales árabes para bañar la montaña y retrasar el deshielo una verdadera obra de arte, restaurados en la actualidad y creando una biodiversidad es de plantas y ecosistema natural abundante. Unas antiguas acequias que albergan unos jardines naturales preciosos. Tiene una vegetación diversa, con algunos árboles centenarios; es un lugar que forma parte de mi ruta para conectar con la naturaleza.

Observaba desde mi terraza el pico, pensaba, imaginaba, soñaba despierto “cuando pueda ir a pasearme, ¡iré al Veleta para ver el mar, desde la montaña, pasando por el bosque!”.

Sé que no elegí la mejor hora para salir, la madrugada, pero ¡apetecía tanto! La idea que tenía ya, la tenía mi mujer y mi hijo, que se levantaron muy pronto, salimos a la 05:00 Am. hora, a cumplir el mismo sueño.

Me Imagina por un momento ¡Si pudiéramos ver el camino como un águila desde arriba me comento mi mujer, seguro que veríamos cómo personas de todas partes, vienen hacia él! Como si fuera un llamado…

Conectar con la naturaleza

Llevábamos aproximadamente 50 días sin salir de casa excepto para hacer la compra. Ese día, pudimos salir para dar un paseo. Y, sin saber por qué, todos queríamos ir a la naturaleza. Podíamos haber paseado por algunas calles del centro, pero el cuerpo nos pedía ir al campo.

Es muy probable que te reconozcas un poco en lo que describo y es natural.

La hipótesis de la biofilia de Wilson (1984) plantea que tenemos una empatía innata por la naturaleza y que, si nos alejamos, sufrimos por ello. Necesitamos esta conexión con la naturaleza y es vital para el crecimiento y desarrollo emocional, espiritual, físico y cognitivo.

Buscando esta sensación de manera inconsciente, sales en búsqueda de árboles, de los cantos de los pájaros, de flores y de paisajes en silencio. Ver el cielo abierto, una pradera, una montaña, el mar…, ver la inmensidad…

conectar con la naturaleza
conectar con la naturaleza

¡Y, no sabes por qué, pero de repente te sientes mejor!

Cada vez más estudios intentan explicar esta relación entre naturaleza y bienestar.

En 2005, Richard Louv introduce el término trastorno por déficit de naturaleza en su libro Los últimos niños del bosque. “Este término –una metáfora– sirve para describir el alto precio que pagamos los humanos por no estar en contacto con la naturaleza”, explica Louv.

En 2019, la doctora Mary Carol Hunter, profesora de la Universidad de Michigan, demostró en un estudio que pasar al menos 30 minutos al día en contacto con la naturaleza reduce significativamente la concentración de cortisol en la saliva, indicador de los niveles de estrés.

Cómo conectar con la naturaleza

ya te habrás dado cuenta la importancia que tiene para mí la conexión con la naturaleza.

Como guía de baños de bosque, he aprendido a recuperar y fortalecer esa conexión natural que los seres humanos tenemos, o deberíamos tener, con nuestro entorno. Aplico estos conocimientos para ayudar a las personas a conectar, a relajarse y a despertar, a tomar consciencia, pero, sobre todo, me los aplico a mí misma, pudiendo demostrar resultados empíricos en mí y en mis clientes.

Hay sencillos cambios en tus hábitos del día a día que te ayudarán a mejorar tu conexión con la naturaleza.

Como digo en casa, es mejor mirar por la terraza que “mirar por las pantallas”. Mirar por la terraza te permite ver lo que está pasando fuera.

Te permite observar la montaña, el cielo, sus nubes, sus diferentes colores y tonos, su belleza cambiante. Te permite imaginar que otras personas están viendo y disfrutando la misma vista que tú y te gozas en ese pensamiento.

En definitiva, mirar por terraza te permite estar con este paisaje, en el momento presente en el aquí y ahora.

conectar con la naturaleza
conectar con la naturaleza

Ahora, te propongo que apagues tus dispositivos móviles y salgas a dar un paseo de mínimo 30 minutos en un entorno natural, un parque, una vega, un paseo al lado de un río o de la playa. Aprovecha para hacer ejercicio, yoga, meditar, estirarte, para observar, para dibujar o escribir… para disfrutar.

Ejercicios para conectar con la naturaleza

Algunas pequeñas ideas que te puedo ofrecer para conectar con la naturaleza son

Repite este sencillo ejercicio

¿Dónde estás? Aquí.

¿Qué hora es? Ahora.

¿Que eres? Este momento.

Dedica tiempo a realizar actividades en la naturaleza, cuantas más mejor.

Disfruta de un momento con la naturaleza

Aléjate un momento de los pensamientos múltiples, automáticos y repetitivos que tienes, levántate, cambia de lugar y sal al exterior o acércate a una terraza. Observa las nubes, siente la humedad y la temperatura, recibe los rayos del sol en la piel o las gotas de la lluvia, percibe los olores, escucha los sonidos que te llegan y quédate con todas las sensaciones agradables del momento.

Observa cosas en movimiento

Según el viento que haga y tu estado de ánimo, será más o menos fácil. Observa las hojas de los árboles, la hierba, si ves algo volar o andar. Un pájaro, un insecto, una hoja, una rama, una planta…

Si estás en un entorno natural, ralentiza hasta ver algo en movimiento. Aunque a veces no lo parezca, siempre hay algo en movimiento en la naturaleza, porque nada permanece, todo cambia.

Si estás en un lugar con terrazas, realiza este ejercicio desde allí y, si no accedes a ninguna vista, realiza este ejercicio observándote a un espejo. Te sorprenderá como, a medida que te relajas, tu reflejo se relaja y tiene pequeños movimientos que sólo tú percibes.

Camina descalza

¡Quítate los zapatos! Earthing:

Si, como yo, tienes la suerte de vivir cerca de la naturaleza, bosque, montaña o playa, descálzate y pasea descalzo todo el tiempo que puedas. Es una de mis formas preferidas de conectar con la naturaleza. En el bosque hay lugares con hierba o musgo, también muy agradable para caminar descalza, en la montaña igual hay lugares en las cimas donde la roca es suave y fría. Tú decides yo paso casi todo el tiempo descalzo.

conectar con la naturaleza descalzo
conectar con la naturaleza descalzo

Apoya los pies y quédate quieta un momento para notar la primera impresión.

¿Cómo está este suelo? Frío, caliente, seco, húmedo, suave o con irregularidades.

¿Cómo sostiene tu cuerpo?

¿Es estable o te hundes?

A continuación, camina despacio, desarrollando la planta del pie muy despacio, notando el contacto del suelo con cada parte de tu pies y las diferentes sensaciones que eso te produce.

Observa la naturaleza

Cuando trabajo, escribo, me esfuerzo de más, hay momentos en los que me canso, me cuesta ordenar las ideas y priorizar los temas.

Me subo a la terraza y me quedo observando un objeto natural un rato. La montaña, un árbol, el bosque, el cielo etc. Cierro mis ojos de vez en cuando respiro, profundo, tranquilamente y espero a que se me despeje la mente, esto cada hora o dos horas, me valen con 10 min para recuperar las fuerzas.

A veces tardo unos minutos en ver el objeto. Estoy tan metido dentro de mi cabeza que lo veo, pero no desconecto del trabajo, por eso no lo observo sutilmente en contemplación que es el estado que busco.

 los tipos de estados de la mente son:

Delta: Son las que se relacionan con un descanso profundo.

Theta: Son las que se corresponden con la imaginación con la reflexión.

Alfo: son las que aparecen en ese crepúsculo donde hay calma, pero no tenemos sueño, donde relajación y un estado propio de meditación.

Beta: son las que nos mantienen en situaciones de actividad neuronal intensa nos ayudan a estar más receptivos y enfocados.

Gamma: son las encargadas del procesamiento cognitivo, estilo de aprendizaje, asentar nueva información, sentidos y percepciones.

El darme cuenta de que empiezo a observarlo, prestarle atención, ver los colores, las formas, la altura, las texturas que tiene y las vistas de aves, pájaros me va relajando poco a poco.

Si aún no lo has hecho, ¡tienes que probarlo! Es fantástico…

Huele todas las plantas

Cuando paseas por el bosque, un jardín o un parque, suele haber fragancias de todo tipo en las plantas. O quizás las tengas en tu balcón o ventana. Por Granada el romero es el rey de todos los lugares

El encuentro con una fragancia o una flor es un momento bonito y especial. Las flores regalan lo mejor de ellas siempre.

conectar con la naturaleza descalzo flores
conectar con la naturaleza descalzo flores

Puedes observar su contextura al detalle, su belleza, sus colores, sus hojas, pétalos, sentir su fragancia, si está sola o si hay muchas…

Piensa que las flores están poco tiempo, y el momento en el que la ves es único obsérvala. Ayer estaba más cerrada, mañana se desprenderá de sus pétalos.

Agradécele, hónrale, habla con ella, es un ser vivo y despídete como de un amig@, que te desea lo mejor en tu vida.

Ayúdame, a conocer más formas, para conectar con la naturaleza ¿Cómo lo haces tú?

Si te ha gustado este post, compártelo…

Inspira, ama y contribuye

SESIÓN INDIVIDUAL GRATUITA

Mauricio Pozo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Mauricio Pozo Ruz +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios ofrecidos, permitir el uso de las funciones del sitio web y recopilar estadísticas de datos de uso. Puedes obtener más información visitando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mi compra
Aún no agregaste productos.
Continuar comprando
0
Abrir chat...